Cuba Telecom

 
Home | Envíos | Llamadas | Recargas | Wholesale | News | Consulting | Download | Terms&Conditions | Música | Contacto              

Envios a Mexico

Busqueda general:

Envíos de dinero
crecen y se desvanecen

Por: Edgar Hernández

El volumen de remesas que envían los mexicanos a su país superará este año los 10.000 millones de dólares. La mayor parte de ese dinero se destinará a cubrir necesidades básicas de millones de familias pobres y de consumo en aquellos hogares donde comer ya no es un lujo. El primer país receptor de remesas es México, con 9.273 millones en 2001, seguido por Brasil, con 2.600; El Salvador, con 1.972, y República Dominicana, con 1.807.
Las autoridades querrían que esa cantidad, que equivale al doble del presupuesto anual de algunos países latinoamericanos, se concentrase en ahorro, mientras que las corporaciones financieras han desatado una guerra de ofertas para atraer las transferencias.

Según el Consejo Nacional de Población de México, más de 1,2 millones de familias reciben dinero de algún pariente en Estados Unidos. Son hogares que mantienen una alta dependencia de los dólares del exterior, pues un gran porcentaje de esos envíos los efectúan padres de familia ausentes a núcleos donde predominan mujeres, niños y ancianos. Casi el 40 por ciento de los hogares receptores de transferencias "son muy vulnerables a la posible interrupción del envío, pues es su única fuente de ingresos".

Estas características limitan la inversión de ese dinero en el proceso productivo, ya que sirven para asegurar la supervivencia cotidiana. Las remesas en México equivalen al 70 por ciento de las exportaciones Petroleras y al doble de las exportaciones agropecuarias, y son un 36 por ciento superiores a lo que obtiene el país por turismo. Entre 1992 y 2001, los ingresos por remesas de dinero ascendieron a 50.000 millones de dólares y en ese mismo período el número de hogares receptores casi se duplicó, pasando de unos 660.000 a 1,25 millones, es decir, poco más de uno de cada veinte hogares en México.

Pero según las autoridades, el actual sistema de envío y recepción -con altas tasas de cobro por servicios, costosas comisiones y manipulación desfavorable del tipo de cambio- merma los ahorros y recursos de los emigrantes.

Es esa tajada, de hasta 1.000 millones de dólares, la que ha desatado una saludable batalla entre bancos y agencias de transferencias, que ha derivado en mejores precios y ventajas financieras. Para la tesorera de Estados Unidos, Rosario Marín, de origen mexicano, esa cifra es "excesiva e imperdonable". En una reciente visita a México, Marín presentó un programa para conformar una red de distribución de servicios financieros en las comunidades hispanas con emigrantes en Estados Unidos que busca reducir el costo de las remesas y emplear esos recursos para fomentar el ahorro y la inversión.

De acuerdo con el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros, los cobros de envío deberían estar más baratos pues los avances tecnológicos permiten hacer transferencias electrónicas a muy bajo costo. Esta entidad ha puesto en marcha el programa L@red de la gente, cuyo objetivo es promover el ahorro y el crédito popular y ofrecer servicios financieros a comunidades marginadas y generadoras de emigrantes. De esta manera, los recursos enviados por los mexicanos en Estados Unidos, serán cobrados en su país de destino con una comisión inferior a la de las 180 compañías dedicadas a esta actividad.

"Se busca que las familias puedan ir construyendo, con el dinero de las remesas, un patrimonio mediante los programas de vivienda, así como emprender proyectos productivos que les permitan generar una fuente de ingresos permanente e impulsar el desarrollo de sus comunidades", explicó el director de esa entidad oficial, Javier Gavito. El Gobierno pretende así ponerse en medio de la competencia entre los bancos y entidades financieras.

El Citigroup, el grupo más poderoso de México, flexibilizó los requisitos para que los emigrantes abran "cuentas binacionales" para lo que sólo tienen que presentar la matrícula o identificación consular. El Bank of America formalizó la compra del 24,9 por ciento del capital del Grupo Santander Serfín, la filial mexicana del Santander Central Hispano (SCH). La lógica de su operación fue atacar el mercado mexicano en Estados Unidos y capturar los flujos de ambos lados de la frontera, lo que el SCH interpretó más como una inversión en el país, que una desinversión de México.

Otro banco que reaccionó al alza de las remesas fue el BBVA Bancomer, que entabló acuerdos con intermediarios minoristas estadounidenses, muchos de ellos supermercados abiertos 24 horas, para intensificar la recogida de dinero destinado a remesas, con lo que controla más del 50 por ciento de este mercado.

Por otro lado, Eduardo Levy, director de la firma de giros Western Union en México (que además cuenta con 130.000 oficinas en el mundo), afirmó recientemente que hasta 5.000 millones de dólares anuales cruzan la frontera Estados Unidos-México sin control, sobre todo en época navideña, con ocasión del Día de la Madre, o en agosto y septiembre, antes del comienzo del curso escolar.

Visa International ha anunciado el lanzamiento de un servicio para transferir dinero a México y a la República Dominicana y analiza la posibilidad de extenderlo a otros países de América Latina. El envío de dinero desde Nueva York a esos dos países, que abarcan casi el 50 por ciento de las remesas a América Latina y el Caribe, se efectuará mediante una tarjeta de pago denominada Visa Giro. Los usuarios del servicio tienen acceso inmediato a los fondos transferidos para hacer compras en más de 11 millones de establecimientos comerciales en el mundo y también pueden obtener esos fondos las 24 horas del día en 800.000 cajeros automáticos.

La creciente competencia está provocando un descenso en las comisiones que cobran estas empresas, que en su día llegaron a rondar el 20 por ciento del valor del envío. Para la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros de México, estas comisiones son excesivas, por lo que ha sugerido la publicación en Internet de tablas comparativas que muestren a los emigrantes los costos y las alternativas para enviar su dinero.

Según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) las comisiones por transferencias cobradas a trabajadores latinoamericanos en Estados Unidos ascendieron a 3.000 millones de dólares en 2001, más de un 13 por ciento de los 23.000 millones de dólares de las remesas que llegaron a la región.

Organizaciones como la Asociación Tepeyac, con sede en Nueva York, considera incluso que la emigración ilegal de millones de mexicanos hacia Estados Unidos evitó el estallido de una guerra civil en México porque ha permitido promover el desarrollo.

 

página principal | llamadas | tarjetas | download | envios | wholesale | news | consulting | recargas | traductor | terms and conditions | contáctanos
Operación soportada por la Fundación Robert A. Paneque
Enviar correo electrónico al Webmaster con preguntas o comentarios sobre este sitio Web. site search engine by freefind
Copyright © 1991-2012 - Cuba Telecom